HEAVYMETALTRIBUTO EN FACEBOOK

METALCONTADOR

VOTAME EN EL CONCURSO DE BLOGS DE 20 MINUTOS.

domingo, 26 de agosto de 2012

GRAHAM HARTMANN - Sus 10 mejores canciones de Judas Priest.

Graham Hartmann, periodista del medio loudwire.com (especializado en rock) ha publicado lo que para el son las mejores diez canciones de Judas Priest. A continuación podéis ver lo que decía Graham Hartmann sobre esta selección y su Top Ten.
Graham Hartmann: "El proceso de selección de las 10 mejores canciones de Judas Priest tiene muchos sacrificios. Después de 43 años, 30 singles, 16 álbumes y una masa de material de estudio y en vivo necesario de tener en cuenta, todo lo cual está en constante evolución desde el inicio de la banda, encontrarás a tu cerebro en estado de pánico en el intento de juzgar la docenas de monumentales canciones que dieron forma a todo el género del metal. Tu puedes incluso encontrarte acurrucado en posición fetal después de muchas noches sin dormir, inducidos por el café, tratando de organizar y reacomodar las canciones en una rotación sin fin. Sin embargo, nos complace informar que hemos regresado del abismo psicogénico con mi lista definitiva de los 10 Mejores Canciones de Judas Priest!!"
  •  1. The Sentinel

Aunque 'The Sentinel' nunca fue lanzado como un sencillo oficial, ha sobrevivido la prueba del tiempo como favorito de los fans y es una piedra angular de las actuaciones en vivo de Judas Priest. 'The Sentinel' muestra las poderosas características de rock y heavy metal de la banda, con la inclusión de una intro épica, riffs enormes, solos abrasadores, progresión magistral y una de las más fuertes actuaciones Rob Halford, que cuenta con su rango vocal completo. 'The Sentinel' es la canción perfecta de Priest que da una chispa de luz a los potenciales fans y da a los seguidores del hardcore algo para babear. Para nosotros, esto hace que 'The Sentinel' sea la quintaesencia de los cortes de Judas Priest.

  •  2. Painkiller

Santo sonido de batería!!!! 'Painkiller' pasa por muchas etapas durante sus seis minutos, pero si no se sienten cautivados por su inicio de batería, podemos sugerirte una evaluación psicológica. 'Painkiller' no muestra debilidades cuando Rob Halford realiza un canto único en un estilo de falsete, mientras el riff principal de la canción varias veces te golpea con los puños en la cara con un sonido brillante. La pista tiene demasiados grandes trozos para describirlos en un breve post, como los acelerados barridos de K.K. Downing que parecen desafiar todas las firmas de tiempo.

  •  3. Beyond the Realms of Death

'Beyond the Realms of Death' representa el pináculo de lo que Judas Priest han sido capaces de lograr como músicos. Lanzado como una de las pistas que cerraban el LP de 1978 "Stained Class", el dúo de seis cuerdas de Glenn Tipton y K.K. Downing atraen seguidores con solos monumentales, que muchos fans consideran de suma importancia en la carrera de Priest. Rob Halford también ofrece una actuación vocal enorme, una erupción con gritos potentes junto con otros más suave, más un canto puramente hermoso.

  •  4. The Hellion/Electric Eye

Con una de las mayores introducciones instrumentales en la historia sangrante del metal de una de las canciones más definitivas de Judas Priest, 'The Hellion/Electric Eye', es un brebaje icónico. Estas piezas que dan inicio a la legendaria obra maestra de Priest "Screaming For Vengeance", con el título de "Electric Eye" hacen referencia a la obra de George Orwell 'Nineteen Eighty-Four', en la que un gobierno totalitario supervisa las acciones de todos sus ciudadanos.

  •  5. Living After Midnight

Tal vez la mejor canción para cantar junto a Judas Priest es 'Living After Midnight'. Primer sencillo del legendario álbum "British Steel", que fue su primer disco en alcanzar el estatus de oro en los Estados Unidos. Este icónico corte de heavy metal ha sido interpretado como cover por bandas como Disturbed y L.A.Guns, así como por Alice Cooper y el bajista de Black Sabbath Geezer Butler en el álbum tributo de 2011 "The Chosen Few".

  •  6. Victim Of Changes

Algunas de las obras más impresionantes de Judas Priest se presentan más lentas, impulsadas por piezas de guitarra de rock clásico.'Victim Of Changes' fue lanzado en 1976 en el álbum "Sad Wings Of Destiny" y la influencia de Black Sabbath es sumamente fuerte en toda la canción. Desde el poderoso estilo de riffs de Tony Iommi a la sorprendente cita de Ozzy Osbourne presente en la interpretación vocal de Rob Halford: 'Victim Of Changes' es el centro energético por excelencia de una canción de heavy metal.

  •  7. Freewheel Burning

Como la primera pista de la obra maestra de 1984 "Defenders of The Faith”," el alto octanaje de 'Freewheel Burning' es una de las pistas de apertura más grandes en la historia del rock. Halford no pierde el tiempo con 'Freewheel Burning', desatando el poder autoritario de su voz después de un riff de apertura bestial de los guitarristas K.K. Downing y Glenn Tipton. 'Freewheel Burning' es absolutamente esencial para cualquier fanático de la música, y demuestra perfectamente el profundo poder que Rob Halford podía conseguir como vocalista.

  •  8. Dreamer Deceiver

Veamos las cosas con calma con 'Dreamer Deceiver' del segundo larga duración de Priest, "Sad Wings of Destiny '. La canción es una de las primeras canciones épicas de Judas Priest, junto con 'Victim Of Changes', que también reclama un lugar en nuestro listado de mejores canciones de Judas Priest. La versión del álbum de 'Dreamer Deceiver' es grande, pero para comprender plenamente la melodía, te recomendamos que revises alguna de las versiones en directo de esta canción realizadas a mediados de los 70.

  •  9. You've Got Another Thing Comin

'You've Got Another Thing Comin'' siempre será uno de los temas emblemáticos de la carrera de Judas Priest. Lanzado en el esencial álbum "Screaming For Vengeance", la canción toma un enfoque más simple y más amigable, con la poderosa voz de Rob Halford dirigiendo la pista, a pesar que el "Metal God" se resiste a usar su legendaria voz a plena capacidad.

  •  10. Turbo

Lanzado en el álbum “Turbo” de 1986, 'Turbo Lover' muestra la adicción sintética que consumía a los años 80, volviéndose algo más heavy en el respetado reino de los “Metal God” de Judas Priest. Celebrando la conexión de la banda con la cultura de la motocicleta y el cuero, "Turbo Lover" llevó a la banda de nuevo al territorio del rock 'n' roll que Judas Priest clamaba antes del lanzamiento de sus obras maestras del heavy metal "Screaming for Vengeance" (1982) y "Defenders of the Faith" (1984).

No hay comentarios:

Publicar un comentario